Create a Joomla website with Joomla Templates. These Joomla Themes are reviewed and tested for optimal performance. High Quality, Premium Joomla Templates for Your Site

Astrología

Planetas Generacionales

Hay tres planetas muy lentos
influencian generaciones
anuncian tiempos mejores
y los peores momentos.
Plantean sus argumentos
cual sabio y tenaz anciano
papel y lápiz en mano
escriben los grandes planes
planetas transpersonales
Plutón, Neptuno y Urano.

(Extraído del material del curso Astrología Elemental)

Urano, Neptuno y Plutón son los planetas que ocupan las órbitas exteriores del Sistema Solar, por su lejanía se los asocia a los procesos trascendentales de la experiencia humana y con los grandes ciclos de transformación planetaria por la lentitud de su trayecto, ya que sus posiciones afectan a generaciones, describiendo épocas históricas.

Urano, Neptuno y Plutón son los planetas que ocupan las órbitas exteriores del Sistema Solar, por su lejanía se los asocia a los procesos trascendentales de la experiencia humana y con los grandes ciclos de transformación planetaria por la lentitud de su trayecto, ya que sus posiciones afectan a generaciones, describiendo épocas históricas.

La observación de los luminares es inevitable para todo terrícola y si bien la identificación de los planetas personales y sociales debió esperar a que se desarrollara un programa de observación de mayor sofisticación, es posible observarlos sin el uso de instrumentos si las condiciones climáticas así lo permiten. Este septenario es el corpus simbólico de lo que hoy conocemos como astrología tradicional (Sol, Luna, Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno).

Si bien la astronomía, es decir la descripción de los fenómenos del firmamento, nació como apéndice técnico al servicio de la astrología, su independencia disciplinaria trajo un considerable avance en la descripción del cielo, lo que ha posibilitado, por ejemplo, la exploración espacial. Estos avances desarrollaron la física hasta el punto de ser capaz de determinar, a partir de cálculos matemáticos, la existencia de planetas que no pudimos ver hasta que la tecnología con la que auscultamos el cielo estuvo lo suficientemente desarrollada. Así conocimos a Urano, Neptuno y Plutón.


Para aplicar la observación de estos planetas a la interpretación de cartas natales, podemos adoptar distintas aproximaciones. Por una parte encontramos la difundida clasificación de “transpersonales”, que solo nos dice que estos planetas hacen referencia a cosas que están “más allá” de la persona, sin clarificar a qué cosas se refiere. Lo interesante de esta observación es que dibuja una forma, la que divide al mundo material, regido por los planetas visibles, del lado invisible de la realidad, es decir los procesos que van más allá de la experiencia humana y que requieren de un trabajo reflexivo para que pasen a ser parte de la observación.

Desde un enfoque trascendental de los planetas transaturninos (como también se les conoce), la interpretación de la carta natal requiere integrar su narrativa a estructuras semánticas capaces de describir el más allá (por ejemplo asignándolos a las tres esferas superiores del árbol de la vida), las que requieren que tanto el intérprete como el interpretado estén coordinados en la significación que se hace de los conceptos especializados funcionalmente para este fin.

Otra forma de abordar la interpretación de Urano, Neptuno y Plutón, es entenderlos como planetas generacionales. Si los planetas personales, los más rápidos y variables, están relacionados con la personalidad del individuo y los planetas sociales con procesos colectivos, por tener ciclos más largos, entonces los tres planetas más lentos nos hablan de procesos epocales que afectan a generaciones de individuos de todo el mundo, lo que podemos observar si revisamos cartas natales de personas nacidas el mismo año, ya que estarán en el mismo signo, aunque no necesariamente en la misma casa.

Así entendidos, los planetas generacionales narran una historia de la humanidad con tres sendas de transformación: Urano quien supera los límites de lo posible por medio de la innovación de las estructuras; Neptuno, quien por medio de la ilusión evidencia la fragilidad de lo real disolviéndolo, y Plutón, frontera final del mundo, que nos empuja a la transformación total del Ser.

Al enfrentarnos a una carta natal podremos ver qué procesos históricos marcaron su contexto. Por ejemplo, el signo en que esté Urano nos mostrará dónde se estaban desarrollando los procesos de innovación de la época, la casa nos indicará el área de la vida de la persona en que se manifiestan estas innovaciones y sus aspectos hablarán de las tensiones o armonías que producirán. Siguiendo el mismo procedimiento Neptuno no hablará de los procesos de disolución y Plutón de las transformaciones estructurales.

Si quieres más información sobre los planetas generacionales puedes revisar el Top 10 de Videos: Planetas Generacionales.

 

 

Imprimir