Create a Joomla website with Joomla Templates. These Joomla Themes are reviewed and tested for optimal performance. High Quality, Premium Joomla Templates for Your Site

Filosofía, Metafísica

La Imposibilidad Materialista

Vivimos la era de la razón, donde la perspectiva científica ha iluminado el oscurantismo medieval que envenenaba las mentes de los hombres con metafísica, hoy creemos solo lo que podemos ver y constatar. Sin embargo, mientras sea imposible demostrar la existencia de una sustancia trascendental, como las formas ideales de Platón, el convencimiento materialista, de que las cosas existen más allá de la experiencia directa que tenemos de ellas, es pura metafísica.

¿No comprendes que cada pájaro que hiende el camino del aire es un mundo inmenso de delicias cerrado para tus cinco sentido?
William Blake

Nuestras percepciones sensoriales siguen siendo la principal fuente de lo que consideramos real, a pesar de que hace mucho la epistemología científica nos enseñó a dudar de los sentidos, que nos engañan fácilmente, por ejemplo, cuando soñamos.

Consideremos que los perros escuchan frecuencias invisibles para nuestros oídos, la forma en que las aves ven desde el cielo es algo que apenas podemos imaginar. No es que nuestros sentidos sean limitados, están parametrizados de una determinada forma, distinta en cada organismo, por lo tanto cada estructura de configuración opera como matriz generativa en la construcción de un tipo específico de realidad sensorial.

Imaginemos un hombre que camina hacia un abismo. Llegado al borde la gravedad lo conducirá a una muerte segura. Sin embargo, para la hormiga que camina al lado y que se enfrenta al mismo abismo, el fenómeno no implica el fin de sus funciones vitales, si no un intrascendente cambio de dirección. Y no es que el abismo sea otro, todo lo contrario la forma en que cada uno de estos organismos construye su experiencia de la realidad está determinada por su estructura interna y no por factores externos. Esto conlleva a que la experiencia del hombre y de la hormiga sean mutuamente innaccesibles.

Los mensajes de los sentidos que incorporamos a nuestra experiencia de realidad son solo los que podemos procesar, solo vemos lo que sabemos. Los griegos tenían los mismos órganos visuales que nosotros a nivel biológico, sin embargo no veían ni el azul ni el verde, en toda su literatura no hay ninguna palabra que denomine estos colores. Si le quitamos el valor absoluto a la realidad sensorial, cobran sentido las palabras de William Blake, para quién el cuerpo era solo la parte del alma que podíamos discernir con los sentidos en este estadio del desarrollo humano.

Por otro lado tenemos que el gato de Shrodinger está vivo y muerto a la vez, mientras un observador no abra la caja, la velocidad y masa de un objeto varían según la posición del observador, las partículas subatómicas existen en un horizonte de posibilidades y solo fijan su posición ante la presencia de un observador. Aunque vayan en contra del sentido común, son axiomas de la investigación actual en ciencias duras, pintándonos una realidad dependiente del observador que la experimenta, más que de una sustancia material trascendente a nuestra experiencia, cuya existencia sigue siendo imposible de demostrar. La conciencia que experimenta la realidad en el acto de observarla, la construye.

No caigamos en la trampa solipsista de creer que todo es mente. Si todo lo que existe es solo una creación libre de mi imaginación, entonces tú, lector, eres una invención mía, sin embargo yo no puedo decidir tu opinión sobre lo que estás leyendo (por más que quisiera), tu experiencia de lectura es totalmente inaccesible para mi, como lo es para ti, mi experiencia estar escribiendo estas palabras, pero al mismo tiempo, yo soy solo un invento de tu imaginación, lo que significaría una contradicción. Desde el momento que incluimos al otro en la ecuación, como una identidad independiente y de valor de existencia equivalente al nuestro, la lógica del solipsismo se desarma.

Todo lo anterior da cuenta de la imposibilidad de la utopía materialista al proponerse la elaboración de un modelo descriptivo de la realidad excluyendo la metafísica, ya que el más allá y el más acá son las dos caras de la moneda de la realidad.

Imprimir